Curiosidades, Reportajes

Curiosidades del mundo de la música. Parte I

Curiosidades del mundo de la música. Parte I

Iniciamos una serie de noticias en las que recopilaremos curiosidades y anécdotas del mundo de la música que creemos interesantes y quizás poco conocidas. Por ejemplo, ¿os habéis preguntado alguna vez quien fue el primer Dj de la historia? ¿desde cuando hay canción del verano? ¿Es verdad que la música alta aumenta el consumo de alcohol y de ahí su uso en pubs y discotecas?

 ¿A quien podemos considerar el primer dj de la historia?

El primer Dj tal como nos lo podemos imaginar actualmente interactuando con el público fue Ron Diggins, un ingeniero de radio británico que en 1947 construyó la famosa Diggola, considerada la primera “mesa de mezclas” de la historia de la música. Esta mesa portátil de construcción casera incluía dos platos, luces, micrófonos, un amplificador y una decena de altavoces. Y estaba hecha sobre una base de madera de ataúd.

En su 90 cumpleaños, el primer disc-jockey confesó que, cuando empezó a recorrer ciudades y pueblos con su invento, recibió centenares de críticas de músicos que no veían con buenos ojos que mezclara sus canciones sin su consentimiento. Diggins se retiró en 1995 después de pinchar en 20.000 fiestas.

Seguimos con más curiosidades, está quizás más anecdótica que histórica pero…

¿Desde cuándo hay canción del verano?

Letra insustancial, ritmo pegadizo, estribillo facilón y baile machacón. Éste es el perfil discográfico de una canción candidata a convertirse en la canción del verano. La cuna de este fenómeno musical fue Italia, donde en 1960 se puso en marcha el concurso Un disco para el verano. En él se elegía por votación la que sería la canción veraniega. Esta fórmula se exportó a Francia y España, países en los que cuajó debido a múltiples factores, como el boom turístico, la llegada de la televisión y la aparición de las listas de éxitos discográficos en las emisoras de radio.

Según la fallecida estrella radiofónica Joaquín Luqui, el primer éxito musical veraniego lo protagonizó en 1966 el cantante y compositor Luis Aguilé con su tema Juanita Banana. Pero sin duda alguna, el gran maestro de la canción del verano es Georgie Dann.

Para terminar nos hacemos la pregunta que como clientes nos hacemos sábado tras sábado.

¿Por qué suena tan alta la música del local?

Pues bien, un estudio publicado en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research demuestra que la música alta en los bares incita a beber más alcohol en menos tiempo.

Gracias a estudios previos los científicos sabían, por ejemplo, que escuchando música rápida se ingiere alcohol a más velocidad, o que en un local con música ambiental los clientes permanecen más tiempo que en ausencia de música. Sin embargo, esta es la primera vez que se estudia los efectos del sonido de fondo en un contexto real: en bares nocturnos franceses.

Para llevar a cabo el experimento, Nicolas Guéguen y su equipo de la Université de Bretagne-Sud pidieron permiso a los dueños de una serie de locales para manipular el volumen de la música al tiempo que registraban el consumo de alcohol de 40 varones de edades comprendidas entre 18 y 25 años, que ignoraban que estaban siendo observados. Los resultados no dejaron lugar a dudas: cuanto más alto es el volumen de la música más rápido se consume la bebida. Y, por lo tanto, la ingesta final también aumenta.

Los investigadores han llegado a la conclusión de que este comportamiento se explica por dos motivos. En primer lugar, la música alta hace que la gente esté ?más espabilada“. Y además, a partir de cierto volumen se dificulta la interacción social, lo que hace que “los clientes hablen menos y beban más”, matiza Guéguen.

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestMeneameFlipboardPrint Compartir

Escribir un comentario